Líder de una "secta sexual", condenado a 60 años de cárcel por "torturar sádicamente" a las compañeras de habitación de su hija; no muestra remordimientos

abuso sexual
El Fiscal de los Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York, Geoffrey Berman anuncia la acusación contra Lawrence Ray alias "Lawrence Grecco" el 11 de febrero de 2020, en la ciudad de Nueva York. Photo credit Stephanie Keith/Getty Images

NUEVA YORK (AP) - Un ex convicto que obtuvo millones de dólares sometiendo a trabajos forzados y prostitución a las ex compañeras de universidad de su hija fue condenado el viernes a 60 años de prisión.

Lawrence Ray, de 63 años, fue sentenciado en la corte federal de Manhattan por el juez Lewis J. Liman, quien describió sus crímenes como "particularmente atroces".

Liman anunció la sentencia después de que la fiscal federal adjunta Mollie Bracewell dijera que la edad no disuadirá a Ray de infligir a otras personas el tipo de "crueldad incalificable" que infligió durante la última década a las amigas de su hija después de conocerlas en el Sarah Lawrence College, una pequeña escuela de artes liberales de Nueva York.

Cuando se le dio la oportunidad de hablar, Ray no expresó remordimiento alguno, sino que lamentó las condiciones de su encarcelamiento y sus dolencias físicas.

Su abogado defensor se opuso a la cadena perpetua que pedía la fiscalía, alegando que la pena mínima obligatoria de 15 años era suficiente, sobre todo porque Ray ha sufrido duras condiciones en prisión durante los últimos años.

Ray fue condenado en juicio el pasado mes de abril por cargos como asociación ilícita, conspiración, trabajos forzados y tráfico sexual.

En el juicio, una mujer declaró que se convirtió en trabajadora sexual para intentar pagar una indemnización a Ray tras convencerse de que lo había envenenado. Dijo que, a lo largo de cuatro años, entregó a Ray 2,5 millones de dólares en plazos que oscilaban entre 10.000 y 50.000 dólares semanales.

Un abogado de la mujer leyó su declaración en voz alta el viernes antes de que el juez anunciara la sentencia.

Dijo que había sido sometida a una "tortura sádica incesante".

"Las experiencias que viví mientras era víctima del tráfico sexual me persiguen hoy", dijo en la declaración.

Featured Image Photo Credit: Stephanie Keith/Getty Images