¿Qué es la viruela del mono?

Getty Images
Photo credit Getty Images

NUEVA YORK (1010 WINS NOTICIAS) -- Tras dos años de pandemia por COVID-19 lo que menos quiere el mundo es otro virus, por lo que el descubrimiento de más de 100 casos sospechosos o confirmados de la viruela del mono en países donde no suele suceder, entre esos EE.UU., ha despertado inquietud en la población.

Podcast Episode
Qué Semana
Coronavirus en EEUU entra en fase endémica, dice el doctor Anthony Fauci
Listen Now
Now Playing
Now Playing

A pesar de que la manera de contagiarse parece muy similar a la del coronavirus, según indica la OMS, es decir, tocar o compartir artículos infectados o microgotas respiratorias expelidas al estornudar o toser, lo cierto es que su propagación no es tan eficaz como la del COVID-19.

El coronavirus es un diminuto virus ARN, lo que significa que sus partículas llamadas aerosoles son mucho más pequeñas, lo que les permite esparcirse a más de dos metros. Por su parte, la viruela del mono, está compuesto de ADN de doble cadena, lo que hace que el virus sea más grande y pesado, impidiéndole viajar tan lejos.

Al tratarse de una enfermedad zoonótica, que se transmite de animales a humanos, las personas pueden contraer el virus al estar en contacto con un animal infectado. Que, si bien su nombre se debe a que la primera vez que se descubrió fue en monos de laboratorios en 1958, los principales portadores son en realidad los roedores.

Expertos aseguran que la transmisión de esta viruela entre humanos es muy inusual. “La transmisión realmente sucede a través del contacto físico, contacto piel con piel. Así que es bastante distinta del covid en ese aspecto”, dijo el lunes Maria Van Kerkhove, líder técnica de COVID-19 para la Organización Mundial de la Salud en una sesión de preguntas y respuestas en vivo.

Los síntomas tienden a aparecer en un promedio de seis a 13 días de haber sido expuesto, en algunos casos pueden durar hasta tres semanas. Las personas suelen presentar fiebre, dolores musculares, de espalda, dolor de cabeza, agotamiento y ganglios linfáticos inflamados.

A los tres días de haber tenido fiebre la mayoría de los casos presentan una erupción cutánea dolorosa característica de los poxvirus. Se trata de unas manchas rojas y planas que se inflaman y llenan de pus. Al secarse las pústulas entre dos a cuatro semanas, ya no son infecciosas, según dijo Angela Rasmussen, experta en virus en la Organización de Vacunas y Enfermedades Infecciosas de la Universidad de Saskatchewan en Canadá.

Los niños y las personas con inmunodeficiencias subyacentes son los más propensos a presentar casos graves, pero afortunadamente esta viruela rara vez es mortal.

Por los momentos no hay evidencia de que el virus haya evolucionado o vuelto más contagiosos. Este tipo de virus, a diferencia de los virus ARN, suelen ser muy estables y evolucionan con lentitud.

Además, es algo para lo que hay tratamiento, que implica el manejo de síntomas con medicamentos antivirales, así como también la existencia de una vacuna aprobada por la FDA en el 2019 para las personas mayores de 18 años.

Por lo que, tras la confirmación de dos casos sospechosos en Nueva York, uno en Florida y otro en Utah, Estados Unidos evalúa la posibilidad de liberar la vacuna contra la viruela del mono de la Reserva Nacional Estratégica.

La Dr. Jennifer McQuiston, directora adjunta de la División de Patógenos de Alta Consecuencia y Patología dentro del Centro Nacional de Infecciones Emergentes y Zoonóticas de los CDC, indicó este lunes que hay una solicitud para que se haga accesible la vacuna Jynneos al principal depósito de antibióticos, vacunas y otros suplementos médicos.

En cuanto al aumento de casos en el mundo, los expertos creen que se debe la urbanización y deforestación, lo que hace que los humanos estén en mayor contacto con los animales. Sumado a esto que las personas viajan con mayor frecuencia a pesar del bajón en viaje por la pandemia.

ESCUCHA EL PODCAST QUE SEMANA

Inscríbete y sigue 1010 WINS NOTICIAS

Facebook | Twitter Instagram