7 Remedios naturales para picaduras de insecto

getty images
Photo credit Ildar Abulkhanov

1. Sal

El folclore popular sostiene que el cloruro de sodio podría ser útil para aliviar los síntomas de picaduras de algunos insectos en el jardín o en la playa, como los mosquilos. Sin embargo, no hemos encontrado estudios que avalen dicha afirmación.

Supuestamente solo tendrías que frotar un poco en la zona donde recibiste la picadura y esperar a que poco a poco vaya disminuyendo el ardor y la comezón. Presta atención a no aplicar sal sobre heridas abiertas para evitar generar mayor irritación.

2. Vinagre blanco

Si bien no hemos encontrado investigaciones refiriéndose específicamente al uso de vinagre para el alivio de picaduras de insectos, un artículo de Journal of Clinical and Diagnostic Research ha señalado que el vinagre podría ser utilizado para desinfectar la zona donde se ha realizado una extracción dentaria, debido a sus efectos antimicrobianos.

La recomendación sería aplicar un chorro puro en la picadura, pero ten cuidado si te has rascado y la zona está lastimada porque te arderá mucho más.

3. Papaya

Las semillas de papaya han exhibido efectos antibacteriales, sin embargo no se ha probado que la fruta también los contenga. Se suele decir que la papaya neutralizaría el veneno de algunos insectos, pero no existen datos concluyentes al respecto. De hecho, te recomendamos que ante la picadura de un insecto venenoso, no lo dudes y acudas al médico.

El remedio natural consistiría en cortar una rodaja, dejarla en el refrigerador y, cuando esté suficientemente fría, aplicarla sobre la picadura.

4. Azúcar

Se cree que podría servir para aliviar las molestias que te puede ocasionar la picadura de un mosquito.
Sin embargo, esta creencia no se basa en ninguna investigación científica.

Humedece con saliva la punta de tu dedo índice y sumérgelo en el azucarero para que se pegue el azúcar (también puede ser con agua del grifo). Frota la zona afectada con el dedo, instantes después sentirías que reduce la picazón.

5. Tomate

El licopeno del tomate tendría efectos antiinflamatorios, por lo que se supone que la aplicación de esta fruta sobre las picaduras sería calmante. Coloca rodajas de tomate fresco (mejor si está frío) alrededor del aguijón y sobre ella. Eso hará que la inflamación baje y el dolor disminuya, pudiendo sacar más fácil ese “regalo” afilado.

6. Ajo

El ajo serviría para muchas aplicaciones debido a sus propiedades antisépticas. En este caso, tendrías que cortar un diente de ajo por la mitad y colocar encima de la picadura, frotando un poco para que largue sus jugos. Podrías hacer lo mismo con una cebolla.

7. Zumo de limón

El efecto desinfectante del limón que se ha probado en diferentes investigaciones lo convertiría en una buena opción para aliviar las picaduras de insectos. Exprime un limón y aplícalo directamente en la picadura o embebiendo un algodón o gasa. Cuidado si te has rascado o lastimado antes porque, en ese caso, te puede arder mucho.