CÓMO CONTROLAR LOS ATAQUES DE HAMBRE

getty images
Photo credit Deagreez

Desayuna bien

Saltarse la primera comida del día, o basarla en productos ricos en grasas y azúcares (que el cuerpo asimila rápido), favorece que a media mañana te notes decaída.

El desayuno debe incluir un lácteo y una fruta.

Cuidado con ciertos aditivos

El aspartamo. Es un conocidísimo edulcorante acalórico que se encuentra en cientos de productos y, aunque se considera seguro para la salud, en algunas personas provoca dolores de cabeza, problemas gastrointestinales y también aumenta la sensación de hambre.

Cuando creas que tienes hambre, bebe

Para evitar comer más de la cuenta, prueba a beber agua antes de las comidas. La ingesta de líquido produce sensación de saciedad, por eso si tomas un vaso antes de comer o cuando sientes ganas de picar algo entre horas contribuye a reducir la cantidad de alimentos que ingieres y, en consecuencia, las calorías.

Procura disfrutar de luz natural

Varios estudios han demostrado que solo una hora más de luz natural al día reduce la necesidad de comer alimentos calóricos.

Y es que la luz eleva la producción de serotonina, un neurotransmisor que regula el humor y evita que se descontrole el apetito.

Featured Image Photo Credit: Deagreez