Evitar la sudoración excesiva en las axilas

	iStock / Getty Images Plus
Photo credit Pikusisi-Studio

Trucos para evitar transpirar tanto en las axilas

1.   Lávate las axilas dos veces al día para frenar los efectos de la transpiración. Lo más fácil (y recomendable) es hacerlo tanto en la mañana como en la noche.

2.   Afeitarse el vello también te ayudará a evitar los malos olores de la sudoración excesiva en las axilas.

3.   Antitranspirantes. ¿Sabías que tu desodorante no detiene la transpiración por las axilas? Un antitranspirante sí puede ayudarte. Esto se debe a que contiene sustancias que temporalmente reducen el tamaño de las glándulas sudoríparas.

Truco de experto: es mejor aplicar el antitranspirante mientras la piel está húmeda para una mejor absorción.

Utiliza ropa adecuada para evitar transpirar tanto en las axilas

Los tejidos naturales, como el algodón, también ayudarán a que tus axilas «respiren» mejor. Por eso, asegúrate de que tu ropa sea 100 % de algodón. Además, procura evitar las mezclas de spandex y poliéster, sobre todo, en los días calurosos y húmedos.

Evita estos alimentos y suda menos

Recuerda, el sudor es una reacción normal de tu organismo para ayudarte a regular la temperatura de tu cuerpo. Además, te ayuda a eliminar toxinas. No hay forma de evitar la transpiración pero sí de reducir la sudoración excesiva en las axilas.

Para evitar la transpiración excesiva y sus fuertes olores evita la ingesta de sustancias como café, alcohol y especias picantes.

Productos naturales

·         Áloe vera. Esta planta es ideal para refrescar las axilas y reducir la transpiración en las mujeres. Puedes utilizarla después de depilar o afeitar el vello que crece en ellas.

·         Salvia. Es otra planta aliada para combatir la transpiración femenina que también se utiliza para tratar leves trastornos gastrointestinales.

·         Vinagre de manzana. Con una gaza o algodón limpio puedes aplicar el vinagre de manzana debajo de tus axilas.

·         Bicarbonato y talco. Haz una mezcla, mitad de bicarbonato y talco, y espolvorea tus axilas luego de haber salido de la ducha.

Mima tus axilas

Es importante que prestes atención a la piel de las axilas. Al menos una vez a la semana realiza una exfoliación, puedes recurrir a ingredientes naturales como el azúcar.