Remedios naturales para el dolor de muelas

getty images
Photo credit diego_cervo

·      Aplica hielo en la zona

Su aplicación provoca que llegue menos sangre a la zona dolorida y, por lo tanto, duela menos.

Para aplicar el hielo puedes utilizar cualquier cosa congelada; desde una bolsa de guisantes hasta cubitos de hielo.

·      Enjuagues de agua con sal

La sal tiene un poder antibacteriano muy alto, por lo que siempre que se trate de una infección, ayudará a disminuir la carga bacteriana.

Basta con mezclar una cucharadita de postre con sal en un vaso de agua tibia y enjuagarse con la mezcla.

·      Té verde y té negro

El té verde y el té negro tienen propiedades analgésicas que conseguirán disminuir el dolor.

En ambos casos, basta con hervir una bolsita del té adecuado, dejarla enfriar hasta que esté tibia y aplicarla, por el interior de la boca, en el lugar en el que se producen las molestias.

·      Masticar perejil

Basta con masticar unas hojitas de perejil fresco (nunca seco, pues puede producir heridas o quedarse atascado) durante unos minutos y enjuagar después para asegurarnos de que no queda ningún resto que pueda empeorar el problema.

·      Infusiones de tomillo

Para aplicarlo, es necesario hervir una taza de agua con tomillo a modo de infusión, dejar enfriar y enjuagar con la mezcla.

·      Pasta de clavo

El clavo contiene un componente llamado eugenol, que tiene altas propiedades analgésicas.

Para aprovecharlo de la mejor manera y poder aplicarlo sobre una zona de la boca, deberás ablandarlo con agua y después amasarlo hasta crear una pasta, que podrás aplicar directamente sobre el área a tratar.

·      Pasta de ajo

Solo es necesario machacar un diente de ajo y colocar la pasta resultante sobre la zona en la que se produce el dolor.

Featured Image Photo Credit: diego_cervo