Remedios naturales para los pies hinchados

getty
Photo credit Tamiko Ihori

Baños de agua tibia y sal

En la bañera, llénalos con agua tibia y echa un poco de sal. Sumerge los pies 15 o 20 minutos.

Manzanilla

Prepara una infusión con manzanilla en varios litros de agua, y sumerge los pies en ella. ¡Cuándo se enfríe! Aplica un pequeño masaje para que la manzanilla penetre en la piel.

Postura

Si estás mucho tiempo sentado, cambia de postura cada 15 minutos. Si es posible, mantén las piernas estiradas o levántate a caminar por la sala.

Pon los pies en alto

Túmbate en el sillón o en la cama y eleva los pies con ayuda de un cojín, o el reposabrazos del sofá. Los pies deben estar más altos que el resto del cuerpo tumbado.

Camina

Si la causa de los pies hinchados es por la mala circulación de la sangre, hacer ejercicio alivia los síntomas y favorece la eliminación de líquidos.

Pelota de tenis

Coloca una pelota de tenis en el suelo, písala con la planta del pie, y mueve el pie hacia adelante y hacia atrás para que la pelota recorra toda la planta del pie.