Tips para el manejo de la ira

Cuando la ira se vuelve destructiva o incontrolable, puede llevar a una calidad de vida dificil para ti como para quienes te rodean.
Getty
Photo credit gorodenkoff

1. Piensa antes de hablar

En el calor del momento, es fácil decir algo que luego lamentarás.
Tómate unos minutos para recopilar tus pensamientos antes de decir algo, y permite que otros involucrados en la situación hagan lo mismo.

2. Una vez que estés tranquilo, expresa tu enojo

Tan pronto como estés pensando claramente, expresa tu frustración de una manera asertiva pero no provocativa. Indica tus inquietudes y necesidades de manera clara y directa, sin lastimar a otros ni tratar de controlarlos.

3. Haz algo de ejercicio

La actividad física puede ayudar a reducir el estrés que puede hacer que te enojes. Si sientes que tu ira aumenta, sal a caminar o corre a paso ligero, o dedica algo de tiempo a otras actividades físicas agradables.

4. Toma un tiempo de espera

Los tiempos muertos no son solo para los niños. Tómate descansos cortos durante las horas del día que tienden a ser estresantes. Unos pocos momentos de tranquilidad pueden ayudar a sentirte mejor preparado para manejar lo que está por venir sin molestarte o enojarte.