Puerto Rico limitará la venta de alcohol y reuniones sociales para combatir la pandemia

Gobernador de Puerto Rico
Photo credit Angel Valentin/Getty Images
By , 1010 WINS

Como una medida para combatir el aumento de los casos de COVID en Puerto Rico, el gobernador de la isla, Pedro Pierluisi, anunció este lunes nuevas restricciones, entre ellas el cierre de ciertos establecimientos privados y la prohibición de la venta de alcohol después de la medianoche.

Adicional a esto, quedarán prohibidas durante esas horas las actividades sociales como aniversarios, cumpleaños, conciertos y boda. El uso de las máscaras será exigido cuando haya multitudes de 50 personas o más.

Escucha tu música latina en Audacy

Pero estas nuevas medidas no solo aplican en el ámbito social, sino también en la rama médica, ya que se prohibirán las cirugías electivas que requieran el uso de unidades de cuidados intensivos.

La isla ha registrado más de 141.500 casos confirmados y más de 2.800 muertes y una tasa de vacunación de más de 2 millones de personas.

De estos casos, cerca del 70% de las hospitalizaciones y casi el 90% de muertes es de personas que no están vacunadas. En el caso de los vacunados, estos presentaban otra condición de salud que los hacía vulnerables, según informo Pierluisi.

"Estamos en el camino correcto, pero no había otra alternativa", dijo el gobernador, en referencia a un reciente incremento de casos y muertes atribuido en gran medida a la variante delta.

"Vacunarse es un acto de responsabilidad ciudadana", añadió.

Las medidas entrarán en vigor entre el 2 y el 23 de septiembre y afectarán a negocios como restaurantes y teatros.

La tasa de positividad en Puerto Rico es del 10%, frente al 1,4% registrado a finales de junio, una cifra que Pierluisi calificó de "inaceptable", pues la isla tan solo tiene 3,3 millones de habitantes, lo que significa que más de 300,000 han contraído el virus.

El anuncio se produce el mismo día en que se exige a los habitantes del territorio estadounidense que empiecen a mostrar una prueba de vacunación para entrar en gimnasios, casinos, salones de belleza y otros lugares. Además, los empleados de los supermercados están obligados a mostrar una prueba de vacunación a partir del lunes.

A principios de este mes, el gobernador había anunciado que exigiría a los trabajadores públicos, a los contratistas del gobierno, a los huéspedes, al personal de los hoteles, a los empleados de los restaurantes u otros lugares cerrados que sirvan comida o bebidas que se vacunen contra el coronavirus. El lunes dijo que seguiría presionando para que la gente se vacunara.

“Aparte de las acciones y órdenes del gobierno, cada persona tiene que protegerse de forma individual continuando el uso de mascarillas, la limpieza de manos y el distanciamiento físico, y si tiene condiciones médicas que le ponen en mayor riesgo, debe tomar medidas de protección”, pidió Pierluisi.

Entérate de todo lo que tienes que saber en Audacy Latino
ESCUCHA YA en la aplicación de Audacy
Inscríbete y sigue Audacy
Facebook | Twitter | Instagram