Laurie Hernández celebra su herencia puertorriqueña y el impacto que ha tenido en su vida

Laurie Hernandez
Photo credit Getty Images
By , 1010 WINS

Laurie Hernández no es solo una atleta olímpica, una hija, una hermana o el orgullo de Old Bridge, Nueva Jersey.

La joven de 22 años es el orgullo de Puerto Rico. Un modelo a seguir para tantos latinos y ahora estudiante de la Universidad de Nueva York (NYU).

Cuando Hernández se convirtió en parte del equipo olímpico de gimnasia de los Estados Unidos, como parte de la Final Five en 2016, se convirtió en la primera latina en hacerlo en más de 30 años, y si le preguntas sobre ese momento, es muy humilde al respecto.

“Acababa de cumplir 16 años, así que no me daba cuenta de lo importante que era eso”, dijo Hernández.

Hernández dice que no fue hasta que los reporteros continuaron preguntándole cómo se sentía de ser la segunda hispana en hacerlo, que comenzó a sentir el peso de la responsabilidad del momento y lo que significaría para la comunidad hispana.

“No fue hasta la cuarta o quinta vez que me di cuenta, 'Dios mío, esto es realmente importante'”, dice Hernández.

Después de ese año, su vida no ha parado.

Hernández fue parte del desfile del Día de Puerto Rico, lo que fue un profundo motivo de orgullo para su familia, especialmente para su padre.

“Mi papá fue quien absorbió todo el momento, y se lo puso como una capa en la espalda”, dice Hernández. "Fue emocionante. Fue como el Día de Acción de Gracias en nuestra casa, excepto que era como una familia extendida en las calles de Nueva York”.

Hernández dice que le encantó “poder ver tanto de la comunidad en tantos tonos de piel diferentes que vemos como lo haríamos en la isla, pero la gente se une y celebra”.

Se convirtió en autora, oradora y campeona de Bailando con las estrellas.

A pesar de todo, lo único que Hernández nunca ha olvidado son sus raíces. Ella está muy orgullosa de donde vino. Puede que haya crecido en Old Bridge, pero es muy consciente de su herencia puertorriqueña. Ella lo posee en todo lo que hace.

“Mi base y mi rasgo fundamental como ser humano es ser puertorriqueña”, dice Hernández.

Hernández y su familia visitan Puerto Rico regularmente. Acaban de regresar de un viaje en julio.

Como puertorriqueña de segunda generación aquí en los Estados Unidos, Hernández admite que tiene dificultad con el español.

“He estado en el lado receptor de muchao señalamiento en el sentido de 'bueno, ¿cómo tienes tanto orgullo cuando no hablas español?'”, dice Hernández. “No me hace menos [puertorriqueña], ¿verdad?”

Aunque tiene problemas con el idioma, Hernández dice: “Ser puertorriqueña ha definido mi vida y mi carácter, mi cabello, mi piel y cómo hago las cosas”.

¿Qué está haciendo ella ahora?

Hernández es ahora una estudiante de actuación en NYU. Es la primera vez que ella ha estado en un salón de clases en más de una década. Su madre comenzó a educar a Hernández en casa cuando vio la pasión que ella demostraba por la gimnasia.

Le pregunté a Laurie cómo se siente ahora que ha llegado el momento de que vuelva a entrar en un salón de clases con otros estudiantes.

“Estoy tan nerviosa porque no solo no es realmente un campus, sino que está justo en el medio de la ciudad de Nueva York”.

A medida que esta increíble joven entra en su mayor desafío hasta el momento, tiene un mensaje para aquellos que buscan el oro en sus propias vidas.

“Tu etnia, puertorriqueña o cualquier otra, no está ahí para detenerte. Está ahí para animarte a seguir adelante”, dice Hernández.

Entérate de todo lo que tienes que saber en Audacy Latino
ESCUCHA YA en la aplicación de Audacy
Inscríbete y sigue Audacy
Facebook | Twitter | Instagram